Peces
Caracteríticas y mucho mas... PDF Imprimir E-mail
Escrito por Pesca venezuela Admin   
Sábado, 09 de Agosto de 2008 04:03
Introducción
Los peces constituyen el grupo más numeroso del fílum de los vertebrados, de los que representan alrededor de la mitad de las especies. Se les encuentra en agua dulce, salobre o salada, tanto en los abismos oceánicos como en los lagos de alta montaña, desde las regiones polares a los oasis de los desiertos. Bajo el nombre de peces se engloban dos grupos diferentes, tanto desde el punto de vista evolutivo como del morfológico y anatómico: peces cartilaginosos y peces óseos. Otros dos grupos, relacionados con los peces de manera puramente formal, debido a su morfología y su modo de vida, las lampreas y los mixinos, son formas particularmente arcaicas, aunque algunos autores los consideran como otro grupo de peces (los sin mandíbula).Como el nombre lo indica, el esqueleto de los peces cartilaginosos está hecho de cartílago, una sustancia flexible y resistente pero menos dura que el hueso. Tienen mandíbula y dientes, que normalmente son duros y afilados. Su cuerpo está cubierto de escamas duras. Sin embargo, carecen de una peculiaridad que tienen la mayoría de los peces óseos, le vejiga natatoria, el órgano que les permite flotar. Las aletas pectorales, la cola y la característica cabeza plana, le dan a este grupo un perfil aerodinámico.Los peces óseos, peces con esqueleto óseo, aparecieron al mismo tiempo que los peces cartilaginosos. Es el grupo más numeroso.Los sin mandíbula son los más primitivos, los últimos sobrevivientes de los primeros vertebrados. No tienen escamas ni mandíbula y sólo perdura un orden, datado de hace unos 500 millones de años.Existen mas de 20.000 especies de peces (vertebrados acuáticos generalmente de sangre fría, que respiran por branquias y nadan con la ayuda de aletas) de las cuales un 40% vive en agua dulce y un 60% en los mares. Sólo unas pocas especies pueden pasar de uno de estos medios al otro (Salmónidos, Acipenséridos, anguilas, etc.).Entre las especies marinas, mas de tres cuartas partes viven en la zona litoral hasta una profundidad de 200 m., una décima parte son pelágicas y una vigésima parte vive en las grandes profundidades.Entre los peces de agua dulce, el número de especies presentes en las aguas crece progresivamente desde los polos hacia el ecuador, aunque también depende de las dimensiones y de la historia geológica del medio.La idea de esta página es la de presentar y describir la mayor cantidad posible de especies de peces, intentando poner énfasis en las especies marinas del Océano Pacífico que baña las costas de América del Sur. Asimismo, se entrega antecedentes biológicos de los peces en general, su anatomía y morfología.Revisando literatura del tema, he podido comprobar la dificultad de encontrar descripción de especies de las costas del Pacífico Sur. Si algún lector posee antecedentes de peces que no aparezcan en estas páginas, ruego enviarlos a mi correo personal para incluirlos en esta página. Por esta razón, esta página está todo el tiempo en construcción, puesto que continuamente aumenta el número de especies presentadas.

Asimismo, solicito me informen de cualquier error que pudiese haber cometido, tanto errores tipográficos, como errores en el contenido. En general, cualquier sugerencia es bienvenida.

Morfología de los Peces

El cuerpo de un pez está dividido en cabeza, tronco y cola. En los peces cartilaginosos, la cabeza termina en el borde anterior del primer orificio branquial; en los peces óseos, en el borde posterior del opérculo. El tronco termina en el orificio anal, más allá del cual se sitúa la cola.En la cabeza se localiza la boca, que puede estar en posición dorsal, terminal (la más frecuente) o ventral.

Los orificios nasales pares conducen a un saco olfativo cerrado. El ojo carece de párpado y su tamaño varía en función del modo de vida. La cabeza tiene también varios orificios, pertenecientes a la línea lateral, la cual se prolonga, en la mayor parte de las especies, hasta la cola.

Aletas Las aletas, los órganos locomotores y estabilizadores más característicos de todos los peces, pueden ser pares (ventrales y pectorales) o impares (dorsal). La aleta dorsal puede continuarse en la cola, como en la anguila. También pueden unirse varias aletas dorsales (dos en el mújol, tres en el bacalao). Los atunes y las caballas están dotados de una serie de espínulas que tienen sin duda la función de reducir la resistencia de las capas de agua en contacto con el cuerpo. Las aletas pares, pectorales y ventrales, corresponden a los miembros de los otros vertebrados y permiten el desplazamiento en el seno del medio acuático. En los peces óseos, los pectorales están unidas al cráneo; en los peces cartilaginosos, están insertas en la musculatura por medio de elementos cartilaginosos independientes.

Con la excepción de la aleta adiposa, todas las demás aletas están sostenidas por radios óseos y cartilaginosos. Las aletas pueden estar modificadas en órganos copuladores que permiten una fecundación interna (aletas ventrales transformadas en mixipterigios o pterigópodos de los tiburones) o en ventosas (aletas ventrales de los gobios).

Cola

La cola comienza más allá del ano y generalmente termina en una robusta aleta caudal. La parte musculosa recibe el nombre de pedúnculo caudal y desempeña, junto con la aleta caudal, un papel importante en los movimientos y en la orientación dentro de la columna de agua. La forma del pedúnculo y de la aleta manifiesta las aptitudes para la velocidad y las facultades motrices para las distintas especies. En los mejores nadadores, el pedúnculo es fino y la aleta caudal es ampliamente lobulada (atún, pez espada); en los nadadores mediocres, el pedúnculo es, por el contrario, corto y ancho, con una aleta caudal de pequeñas dimensiones (gobio). La cola lleva igualmente una aleta anal impar (convertida en órgano copulador llamado ganopodio en los xifos), a veces una aleta adiposa y una parte de la aleta dorsal.

En los peces óseos superiores, la columna vertebral termina antes de la aleta caudal, cuyos dos lóbulos son más o menos simétricos: hablamos entonces de una cola homocerca. En los peces cartilaginosos, así como en los esturiones, la columna vertebral se prolonga en el lóbulo superior de la aleta caudal, lo que lleva a la formación de una cola heterocerca.

Piel

La piel de los peces se compone de dos capas principales: la epidermis, que es superficial, y la dermis, que es profunda. La piel protege el cuerpo contra los efectos del medio y asegura al mismo tiempo las funciones respiratorias, excretora y osmoreguladora. Las secreciones de las numerosas glándulas mucosas confieren al cuerpo su característico tacto resbaladizo, cuya función consiste en reducir la fricción con el medio acuático.

Escamas

La mayoría de los peces están recubiertos de escamas que les protegen eficazmente contra las heridas. Varios tipos de escamas han aparecido en el curso de la evolución: las escamas denominadas placoideas de los tiburones y de las especies próximas del grupo de los Condrrictios, son en realidad dientes epidérmicos con una superficie de esmalte que recubre una pulpa de dentina. En la cavidad bucal, grandes escamas placoideas forman filas de dientes.

Las escamas ganoideas son el tipo más antiguo. Las escamas cosmoideas son una modificación de éstas; se asemejan a las escamas placoideas, las cuales ya no se encuentran más que en el celacanto entre los peces actuales. Las escamas ganoideas existen en los Poliptéridos, los esturiones y las amias. La capa superior (ganoide) de estas escamas está recubierta de una capa de ganoína (sustancia parecida al esmalte) que les da un aspecto vidrioso brillante. Las escamas de los peces óseos están dispuestas en forma de finas placas ovaladas desprovistas de esmalte y de dentina. Cuando son lisas se las denomina cicloideas, mientras que cuando son rugosas, con una banda de espinas en su parte delantera, se las denomina ctenoideas. 

Formas

Los peces viven constantemente en un medio que es casi 800 veces más denso que el aire. La morfología de su cuerpo es función de la fuerte presión del medio acuático. Los desplazamientos en el agua están fuertemente condicionados por la longitud relativa que corresponde a la relación entre longitud del cuerpo y su mayor dimensión transversal. Los desplazamientos se ven influidos asimismo por la fricción de la superficie del cuerpo contra las capas de agua. Si la altura máxima del cuerpo de un pez sobrepasa un tercio de su longitud, la resistencia que ofrecería el agua sería demasiado grande para él. Esta fricción es directamente proporcional a la superficie del cuerpo y aumenta con la longitud del mismo. El cuerpo ideal, por lo tanto, no debe ser ni demasiado alto y corto ni demasiado largo y fino.

Los nadadores más rápidos, los que se desplazan libremente en alta mar, presentan un cuerpo ideal, de aspecto fusiforme: son las especies pelágicas como el salmón, el bacalao o el tiburón. Los nadadores resistentes pero que no alcanzan la rapidez de los atunes o de los salmones tienen un cuerpo alargado, como es el caso de las anguilas, el de ciertos tiburones, pejesapos, etc. Las percas marinas de la familia Sparidae tienen un cuerpo aplastado; los peces que viven en el fondo marino y los de aguas dulces presentan un aplastamiento dorsoventral (se habla de especies bentónicas: rayas, rapes, peces rata). Los peces planos descansan sobre un lado y su cuerpo está fuertemente comprimido, hasta el punto de imitar a primera vista a los peces del grupo anterior: Algunos Tetrodontiformes son prácticamente esféricos; el pez luna, tiene una forma discoidal. 

EL COLOR EN LOS PECES 

Por las oportunidades que tenemos todos los pescadores de estar en contacto pleno y en tiempo real con diversas especies de peces que logramos se nos enganchen a nuestros señuelos o anzuelos, es que podemos apreciar la variedad hermosa de colores que poseen al momento que los sacamos del agua.  En contraposición, están las personas que tienen la oportunidad de visitar los modernos acuarios en lo que se pueden caminar, dentro de tubos totalmente transparentes,  entre los peces y así apreciar tanto su nado como el esplendor de su colorido.

Muchas veces me he preguntado el ¿Cómo logran esos hermosos colores? ¿Por qué tanta variedad de colores? y ¿De qué les sirve a los peces poseer los colores que los caracterizan?       ¿Por qué tanta variedad de colores en los señuelos que encontramos en el mercado? Por lo anterior, me he dado a la tarea de investigar un poco al respecto, logrando encontrar la respuesta a estas y otras preguntas; por lo que me gustaría compartir con el lector parte de esta investigación. Es claro que la coloración o colores de los peces se debe, al igual que el color de las personas, a la pigmentación que poseemos todos en nuestra piel.  El color de la piel de los peces se verá afectada también por los tejidos, fluidos del cuerpo (sangre, contenido de su aparato digestivo), por la epidermis, que es la sustancia viscosa que todo pez tiene en mayor o menor grado en su piel o escamas, por la dermis, que es la capa de la piel que contiene los vasos sanguíneos, nervios, etc. Aunque existe una variedad inmensa de peces y cada uno con colores característicos, la coloración que más comúnmente encontraremos en los peces será brillante o blanquecina, en la parte ventral.  Partiendo de esta zona, se irá oscureciéndose gradualmente hacia sus costados hasta tornarse oscuro, casi negro, en su lomo. Se dice que toda regla tiene su excepción,  y la carencia de pigmento es esa excepción en lo que a peces se refiere, ya que en la naturaleza podremos encontrar peces totalmente blancos, llamados albinos o en su defecto, peces totalmente transparentes y peces que presentan uniformidad en un solo color. El color se debe a la pigmentación y ésta estará dada por dos tipos diferentes de células, las células cromatóforos y las células iridóitos.  Las primeras son las encargadas de dar el tono y el color verdadero de los peces como por ejemplo rojo, anaranjado, amarillo, negro, café y blanco.

De acuerdo a estudio de laboratorio los tres primeros son obtenidos por medio de la alimentación y la combinación de ellos dan como resultado otros colores presentes en los peces, por ejemplo, a la hora en que se combina el negro y el amarrillo, se obtienen verdes y si se combina el negro y el amarillo, se obtiene café.

Por su lado, las células iridócitos, son aquellas que se encargan de reflejar en el cuerpo de los peces, los colores del hábitat circundante; por lo que será razonable encontrar peces con coloridos impresionantes en arrecifes coralinos, peces con colores moteados en zonas donde existen mucha vegetación, peces brillantes en litorales con fondos claros y éstos mismos podrán ser oscuros si los fondos profundos o de arena oscura. Ahora bien, es claro que la coloración de los peces tienen su razón de ser y por ende los peces se valen de su coloración para comunicarse con su especie o con otra especie, los aprovechan por razones sexuales, para ocultarse de sus presas o de sus predadores. Con lo anterior, se podría afirmar que la coloración de los peces no es única y constante, sino por el contrario, que la misma podrá ser cambiada por el pez de acuerdo a sus necesidades. La mayoría de estos cambios de coloración tienen por finalidad lograr el ocultamiento por el principio de anulación de la sombra contraria y los científicos le llaman Principio de Thayer, el cual se subdivide en cuatro fenómenos interesantes de ocultamiento.

Fenómeno I: Semejanza Variable de Color.

 Existen peces con la capacidad de cambiar ya sea rápida o lentamente de color dependiendo del ambiente donde se encuentra, y a esta característica se le llama “Semejanza Variable de Color”.  Por ejemplo, tenemos que la trucha arco iris migratoria (Salmo Gairdneri), cuando se encuentra en los ríos, posee multicolor, con colores rosa en sus costados y manchas   negras y al momento que emigran por el mar, sus colores cambian en su lomo  a azul metálico y su vientre se vuelve blanco con los costados plateados (Lagler, 1977).   
Sin embargo, el ejemplo más claro de este fenómeno lo encontramos en los Lenguados (Pleuronectiformes) los que tienen la capacidad de cambiar su color rápidamente dependiendo del fondo donde se encuentra.  Inclusive, existe un experimento donde se colocó un a un lenguado sobre un tablero de ajedrez iluminado y éste al cabo de un rato, tenía en su cuerpo el cuadriculado del tablero con los claros y los oscuros.  

Fenómeno II: Sombreado que destruye el contorno.

Pensando en lo más común, si un pez con vientre blanco, costados plateados y lomo negro, nada en la superficie y el depredador de este pez se encuentra en el fondo, a la hora que trata de divisar de abajo hacia arriba a su potencial presa, lo que observará, será una continuación de luz, o sea, no habrá contraste entre la uz que entra al agua y el vientre del pez. Si este pez se encuentra en el fondo y el depredador lo observa desde arriba, el lomo negro le permitirá fusionarse con el fondo.  O sea, en ambos casos lo que busca el pez es invertir la sombra, o lo que es lo mismo, mantener su color oscuro (lomo) donde le dé la luz y mantener su color claro (vientre) donde se torne más oscura el agua. En ambos casos se cumple el Principio de Thayer.

Fenómeno III: Coloración Disruptiva.  

Este fenómeno se puede apreciar sobre todo en especies que habitan donde hay corales, rocas de fondo o vegetación acuática, como por ejemplo los meros (Epinephelus Striatus) o por el pez hacha (Equetus Lanceolatus).   Los peces a la hora de tomar este tipo de coloración lo que buscan es presentar motas o rayas semejantes a las presentes en la zona para que  su cuerpo se desvanezca en el ambiente y así se rompa el contorno de su cuerpo.

 

Fenómeno IV: Formas Relacionadas.

  Este fenómeno es bien utilizado por ejemplo por el pez Dragón Marino (Phylopteryx) y por el pez Imitador de Hoja (Monocirrhus) y el principio de ocultamiento es el de tomar formas similares o iguales con todo y colores de las presentes en el hábitat inclusive existen peces tan especialistas en este tipo de ocultamiento que inclusive por medio de su movimiento se hacen imperceptibles, como es el caso del Pez Gaspar o Peje Lagarto que acostumbra a flotar en las superficie de las aguas y por su forma, color e inmovilidad, se asemeja a la perfección a un tronco flotante más de los que se encuentran en el área.  

    

 En los primeros párrafos del presente escrito se trataron las causas de las diferencias de color que existen en las diferentes especies de peces que medran las aguas, llámense especias de agua salada o agua dulce, el como le sacan provecho a sus colores ya sea para comunicarse, para ocultarse, por sexualidad y también se trataron los diferentes fenómenos de ocultamiento de los peces.

En esta parte se trataran dos temas, sin los cuales, no se abarcaría la totalidad del tema de la coloración de los peces.

Estos temas son los de luminiscencia y el de los colores  que advierten veneno.  

LUMINISCENCIA

Con respecto a la luminiscencia se podría generalizar que la misma no se presenta en los peces de agua dulce pero si en los de agua salada y más precisamente en especies que medran las medias aguas y los fondos arenosos.  Además que la misma presentará inequívocamente colores azul o verde.

De acuerdo a estudios realizados, la luminiscencia sirve a los peces para reconocer a su propia especie y por ende a sus parejas y a ciertas especies les sirve como señuelo para atraer a sus presas.

La luminiscencia es provocada por dos factores primordialmente por:

1- La presencia de bacterias que viven en los peces. La luminoscencia provocada por las bacterias esta presente en peces que habitan los fondos arenosos y en zonas de profundidad considerable.

2- Los llamados fotóforos, que son células propias de los peces. Cuando la luminiscencia es provocada por si misma, se dice que resulta de la acción de los fotóforos  que se encuentran en los tejidos del pez o en su defecto, es provocada por una secreción luminosa.  Este tipo de luminiscencia se encuentra en peces como el Linterna (Gonichthys) y la Raya Eléctrica (Benthobatis Moresby).

Con respecto a la luminiscencia se tienen varias hipótesis explicativas, sin embargo algunas de ellas a la fecha aún están por confirmarse.

Hipótesis

1: Para alumbrar las aguas oscuras donde habitan.

Hipótesis 2: Por razones sexuales.

Hipótesis 3: Para ser utilizada como señuelo.

Hipótesis 4: Territoriedad.

Hipótesis 5: Para desvanecer su silueta.  

ADVERTENCIA

Muchas especies poseen glándulas venenosas de colores llamativos en su piel que inyectan veneno  o en su defecto espinas que lo inyectan.  Este veneno es doloroso para el hombre y se dice que en ocasiones letal. Biológicamente se sabe muy poco del significado del aparato venenoso de diversas especies pero es un hecho que el mismo es de suma importancia para la alimentación, ataque y defensa de muchas especies.

A continuación se enlistan (Lagler, 1979) algunas de las especies que poseen agujas venenosas.

    1. Tiburón Cornudo (Heterodontus Francisci): Espina en la aleta y  epitelio glandular venenoso

2. Raya Pinta (Aotobatus Narinari): Espina caudal con piel glandular

3. Quimeras (Chimaeridae): Espina de la aleta dorsal con veneno

4. Pez Escorpión (Scorpaenidae): Espinas en las aletas dorsales, anales y pélvica con glándulas venenosas

5. Peces Araña (Trachinidae): Espina en el opérculo y en la espina dorsal, todas son glándulas venenosas

6. Pez Sapo (Batrachoididae): Espina en el opérculo y en ña espina dorsal, todas son glándulas venenosas

7. Bagres ( Ictalurus): Espinas bajo la piel en las aletas dorsales y pectorales

  
8. Pez Cirujano (Acanthuridae): Agujón a cada lado del pedúnculo caudal

9. Dragonetes (Callionymidae): Espinas en las aletas con glándulas venenosas

10. Pez Conejo (Siganidae): Espinas en las aletas dorsales, anales y pélvicas con glándulas venenosas

Conclusiones.

1. Por lo anteriormente expuesto, considero que de una manera un tanto sencilla, queda claro el fenómeno de coloración y ocultamiento de los peces y por ende le da al pescador deportivo las bases para fundamentar la posible estrategia de pesca  de su especie preferida.

2. Como pescador deportivo considero que lo presentado es de gran ayuda para poder entender el porque las empresas fabricantes de señuelos nos invaden cada año con nuevos colores y combinación de ellos y también nos brinda la oportunidad para que con criterio podamos escoger los colores o tonalidades de señuelos aptos para la pesca de una o varias especies en particular.

3. El análisis y entendimiento de la coloración de los peses que logra capturar todo pescador, le puede ayudar a dictar las pautas para saber en que ambiente o hábitat acuático esta pescando y también podría ayudarle a presumir que tipo de especies se podrán encontrar en ella.

4. La última parte tratada es de suma importancia para pescadores y personas en general, ya que ayuda a reconocer a las especies marinas que podrían ante una eventual picadura, causar graves problemas de salud. 

arriba

 

 Original del Ing. Isaías Hernandez, MBA 

Última actualización el Miércoles, 01 de Julio de 2009 19:26
 
Por favor, identifiquese para poder chatear.
Valid XHTML & CSS | Template Design ah-68 | Copyright © 2009 by Pesca Venezuela